Aprueba Consejo Estatal Forestal acciones de la Mesa de Seguridad Ambiental

4

Redacción Morelia Invita 8/Mayo/2017

En sesión extraordinaria, el pleno del Consejo Estatal Forestal validó las acciones que realiza la Mesa de Seguridad Ambiental para frenar el cambio de uso de suelo en terrenos forestales de Michoacán.

En los trabajos plenarios encabezados por el titular de la Secretaría del Medio Ambiente, Recursos Naturales y Cambio Climático (Semarnacc), Ricardo Luna García y el director general de la Comisión Forestal del Estado (Cofom), Roberto Pérez Medrano, tomaron parte autoridades de los tres ámbitos de gobierno en materia forestal y ambiental; del sector académico, industriales forestales, asociaciones de productores forestales, silvicultores, así como de los ayuntamientos de Zacapu, Ocampo y Nuevo Parangaricutiro.

En su oportunidad, Luna García presentó un informe detallado de las acciones que se desarrollan de manera coordinada en la entidad para frenar las plantaciones de cultivos que inciden en la degradación de la superficie forestal.

Dijo que la fecha, suman 20 los predios intervenidos en ocho municipios, con 240 hectáreas desmanteladas y el desmonte de 100 mil plantas, principalmente de aguacate.

También fueron integradas 19 denuncias por este tipo de presuntos delitos ante las autoridades judiciales.

El director general de la Cofom, Roberto Pérez Medrano, resaltó el compromiso del Gobernador del Estado, Silvano Aureoles Conejo para frenar dentro del marco de la ley, todas aquellas acciones que incidan en contra del detrimento del sector forestal de Michoacán, principalmente por el cambio de uso de suelo y la tala clandestina.

“La presente administración pública estatal está comprometida con la preservación de los recursos naturales y por ello estamos trabajando de manera coordinada las diferentes instancias gubernamentales”, resaltó.

Asimismo, se aprobó el punto de acuerdo emitido por el gerente estatal de la Comisión Nacional Forestal, Osvaldo Fernández Orozco, para exhortar a las autoridades agropecuarias para restringir las quemas agrícolas durante mayo y junio ante el elevado porcentaje de incendios forestales registrados.