Cuevas de Naica Chihuahua. Maravilla de México.

671

Por Redacción Morelia Invita

21/Julio/2016

La Mina de Naica es una mina en explotación localizada en la población de Naica, Chihuahua, México, conocida mundialmente por las extraordinarias formaciones de cristales localizadas en su interior. La mina produce plomo y plata y en sus galerías fueron descubiertos enormes cristales de selenita de hasta 15 metros de largo y 2 metros de espesor.

Así, el 6 de junio de 1794 oficializaron su descubrimiento al hacer el denuncio formal de “una mina ubicada en tierra virgen, con el nombre de San José del Sacramento en la cañada del aguaje de la sierra de Naica”. Los hombres que descubrieron la cueva fueron los hermanos Eloy y Javier Delgado.

Las cámaras que alojan estos cristales, incluida la Cueva de los Cristales, no están abiertas al público. No se puede acceder a las cámaras ya que su temperatura es sumamente elevada, misma razón por la que se ha hecho una investigación limitada.

En Naica, a 300 metros de profundidad, se encuentran los cristales más grandes descubiertos en el planeta, llegando a medir hasta 13 metros y pesando más de 55 toneladas.1

El origen de estos megacristales de Naica se debe a varias condiciones, que raramente se dan. La cavidad nunca tuvo acceso natural, era como una burbuja en medio del cerro. Gracias a la temperatura originada por el magma, entre las grietas y fracturas del interior del cerro corrieron líquidos y gases que traían disueltas en exceso sales de sulfuros. Al penetrar en la cavidad se originó un pequeño cambio en la presión del ambiente, lo que hizo que esos excesos de sales se fueran depositando en forma cristalina, y a través de miles de años crearan los enormes cristales que ahora vemos, cubriendo casi enteramente la cavidad con ellos. Algo fantástico que sólo la naturaleza pudo haber creado.

Entre esas visitas estuvimos investigando sobre otras cavidades a nivel mundial que destacaran por sus cristales, y así pudimos verificar que, efectivamente, no hay nada que se le parezca a las cuevas de Naica. Podemos afirmar con toda seguridad que esta cueva posee los cristales más grandes del mundo vistos hasta hoy. Una maravilla más de este increíble país que es México, el cual nunca terminaremos de conocer.

La máxima preocupación por espacios como éste debe ser el cuidado y la conservación. Los mineros de Naica están totalmente conscientes de esto, y una vez que se logre garantizar la seguridad de la cueva, se abrirá al público. Damos gracias al ingeniero Roberto González Rodríguez y a sus superiores de la empresa Peñoles por su aportación a la conservación y cuidado de la Cueva de los Cristales.

Actualmente, la temperatura registrada es de 45º centígrados y 80% de humedad, lo que imposibilita la respiración y así, aumenta el riesgo de quedar inconsciente en menos de 10 minutos. Para esto, los científicos idearon trajes especiales con oxígeno – de esta forma podrían soportar 30 minutos y seguir con las investigaciones.