Diplomado Internacional «La formación de docentes. La práctica con base en nuevos paradigmas» en el Campus Virtual UNLA del 5 de agosto al 13 de diciembre de 2019.

86

Diplomado Internacional «La formación de docentes. La práctica con base en nuevos paradigmas» en el Campus Virtual UNLA del 5 de agosto al 13 de diciembre de 2019.

  • FECHAS: Del 5 de agosto al 13 de diciembre de 2019.

  • LUGAR: Campus Virtual UNLA

  • INFORMES: 443 322 15 00 ext. 1244 y http://www.unla.mx/diplomadointernacional/

  • COSTO: $9,000.00

La formación permanente y continua de docentes y educadores se ha reconocido como una de las claves para arribar a procesos de aprendizaje de calidad en todos los tipos, niveles y modalidades educativos y ocupa un lugar muy importante en las normativas y recomendaciones elaboradas por los organismos internacionales, particularmente la UNESCO, así como en las políticas regionales y nacionales y en los planteamientos de la sociedad civil.

Se reconoce que una formación docente permanente y sistemática; teórica, metodológica y práctica; crítica y reflexiva frente a los paradigmas convencionales; diversificada en razón de los diferentes docentes y sus contextos; con acompañamiento; que permita construir trayectorias de formación, y que se gestione reguladamente, es un desafío de la profesión docente no sólo para garantizar el derecho a la educación, sino para mejorar la calidad de los aprendizajes.

Los escenarios para el desarrollo de procesos de formación docente y la construcción o renovación de políticas en la materia, demandan contar con ofertas amplias, flexibles, articulables y diversificadas, entre las que están incluidos los procesos de formación de formadores, estos últimos como elementos clave de la construcción y la concreción de dichas ofertas, y que enfrentan un doble desafío, el de su propia formación en el ámbito educativo de desempeño y el de cómo facilitar, promover y construir aprendizajes con sus pares.

Los escenarios de formación docente se visualizan también como aquellos donde, dado que los cambios educativos son de largo y paulatino aliento pero la realidad cambiante es aquí y ahora, un profesional formado en el presente tenga la capacidad de responder a demandas de cuando menos los próximos diez años.

Del mismo modo, en el espacio de lo cotidiano, es menester considerar que los formadores y docentes son seres epistémicos que tienen una experiencia de vida y profesional tanto individual como colectiva; y que poseen y construyen de manera continua saberes e identidades que se requiere hacer emerger y afirmar, por lo que los enfoques dados a tales ofertas están necesariamente vinculados a procesos continuos de reflexión, autorreflexión, sistematización y socialización de sus prácticas y las de otros.