Egresados de la UTM ponen en alto el nombre de la casa de estudios

53

Por Redacción Morelia Invita

26/Julio/2016

Con su destacada formación académica y desempeño laboral, Arturo Molina López, egresado de la Universidad Tecnológica de Morelia (UTM) de la carrera de Técnico Superior Universitario (TSU) en Mantenimiento, área Industrial, generación 2004-2006, ha puesto en alto el nombre de esta casa de estudios.

Es de reconocer la trayectoria de Molina López, quien después de obtener las bases académicas en la UTM, tras titularse como TSU decidió concluir su Ingeniería Industrial a distancia, buscando posteriormente el grado de maestro en Administración de Empresas.

Desde que egresó como TSU, gracias a la vinculación entre la UTM y el sector productivo, Molina López fue contratado por la empresa Andritz Hydro, en donde por alrededor de una década cubrió diferentes perfiles, como auxiliar en el Departamento de Métodos, líder de estimaciones en el Departamento de Ventas, líder de planeación y estimaciones del Área Mecánica, entre otros.

Uno de sus aportes más destacados en Andritz fue encabezar el proyecto de Manufactura Esbelta, en el cual diseñó una metodología que agrupa varias herramientas que eliminan desperdicios en una empresa y la cual sigue vigente. Dicho proyecto lo presentó junto con el director de esta compañía a representantes de Latinoamérica y directivos de Europa, así como de Estados Unidos.

Derivado del seguimiento a egresados que lleva la Jefatura de Prácticas y Estadías, además de la Dirección de la carrera de Mantenimiento Industrial, la colocación de los egresados de la UTM es una de las tres más altas del subsistema de Universidades Tecnológicas del país, con el 80 por ciento en TSU y el 92 por ciento en Ingenierías y Licenciaturas.

La UTM cuenta con un modelo educativo que se basa en un 70 por ciento práctica y 30 por ciento teoría, permitiendo al estudiante la vinculación con el sector productivo. “La Universidad te permite desarrollarte en la parte teórica y práctica, te relaciona con el ámbito laboral y ahí tienes un acercamiento real, en donde podemos aplicar todos los conocimientos adquiridos durante nuestra formación”, expuso Molina López.

Otra característica de este modelo educativo es que el estudiante termina sus estudios en tres años con ocho meses, obteniendo su primer título a los dos años como TSU y el segundo al concluir su Ingeniería un año con ocho meses después, además de ocho meses de experiencia laboral en el sector productivo.

El director de la carrera de Mantenimiento Industrial de la UTM, Agustín de la Torre Torres, comentó que los estudiantes adquieren competencias para diseñar estrategias de mantenimiento mediante el análisis de factores humanos, tecnológicos, económicos y financieros, lo que les permite elaborar y administrar un plan maestro que garantice la disponibilidad y confiabilidad de una planta productiva, contribuyendo a la competitividad de la empresa. Esto hace que los jóvenes elijan este programa educativo como una primera opción dentro la gama de ingenierías disponibles en el mercado.

Actualmente, Molina López colabora en la empresa FCA FIAT Chrysler Asociation, con sede en Toluca, Estado de México, en donde tiene el cargo como Unique Lider, es decir, se encarga de supervisar y coordinar un grupo de personas que participan en el ensamble de automóviles.

“La perseverancia, así como fijarte un objetivo, son la clave para llegar hasta donde tú te lo propongas, siempre caminando hacia delante”, indicó Arturo Molina López, un caso más de éxito de los egresados de la UTM y quien en próximas fechas cumplirá otra de sus metas, estudiar una segunda maestría.