El Templo de San Diego y sus cañas, cacahuates y futbolitos

56

El Santuario de Guadalupe, conocido por todos como el Templo de San Diego, se convierte en el centro de atención de todos los morelianos durante la última semana de noviembre y los primeros días del mes de diciembre ya que es cuando se instala toda una infraestructura de juegos, puestos de comida, templetes con futbolitos y por supuesto, los grandes puestos de cañas y cacahuates. Todo esto es para recibir a los miles visitantes feligreses que acuden a honrar a la Virgen de Guadalupe el 12 de diciembre.

En la época en que se construyó el Santuario de Guadalupe se consideraba que estaba en las afueras de la antigua Valladolid, por lo que el obispo Fray Antonio de San Miguel mandó construir una calzada para llegar directamente a la entrada de la Iglesia. Hoy, la calzada Fray Antonio de San Miguel, también llamada Calzada San Diego, es una de los íconos de la ciudad que mejores postales nos regala.

Te invitamos a que los recorras la calzada, a que te sientes en alguna de sus enormes bancas de cantera, a que disfrutes de la tranquilidad que se ahí se siente para finalmente llegar al Templo de San Diego y admires con detenimiento sus muros, cúpulas, bóvedas y el altar principal. Para cerrar este capitulo solo te diremos que el Templo de San Diego es considerado el más bonito de Morelia ya que su decoración interior es bellísima.

Déjanos tus comentarios directamente en nuestro Facebook o vía correo a [email protected]