El Vasolote, un antojito vespertino

56

Por Jorge yturiel García Duarte

Los vasolotes son como la versión “para principiantes” en lo que a comer elote cocido se refiere ya que eso de agarrar un elote de un palito, utilizando una sola mano y que además esté cubierto de sal y limón, o aún más difícil, crema, queso y salsa, es todo un reto.

Quizá de ahí surgió el desgranarlo y servirlo en un vaso con cuchara. O a cuantos no les pasó que en le segunda mordida, ¡adiós elote! directo al suelo o por lo menos lo detenías con toda la mano y aparte de la quemada, perdía toda la magia.

Uno de los lugares más concurridos para comprar vasolotes es en la Calzada de San Agustín, casi llegando al Templo y se van a dar cuenta que ya llegaron porque siempre hay fila para comprar. Algo que los caracteriza es su amplia variedad de salsas; algunas no muy picantes y otras de cuidado porque están muy bravas!

También en la Av. Universidad, a la altura del estacionamiento de Arquitectura, en CU y en la Av. Morelos, en la calle de atrás del Zoológico son dos lugares que tienen años vendiendo vasolotes y que son de los más concurridos por los morelianos. Por cierto, en estos lugares que son más tradicionales también te llegan a ofrecer papas y chayotes cocidos que también son deliciosos.

Definitivamente el vasolote es un antojito vespertino saludable que hay que saborear en compañía de familia y amigos.

Déjanos tus comentarios directamente en nuestro Facebook o vía correo a [email protected]