En 2016 el CJIM le cambió la vida a más de mil 600 michoacanas

22

Redacción Morelia Invita 15/Enero/2017

En el marco de las acciones emprendidas por la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) de Michoacán para garantizar el acceso a la justicia a las mujeres víctimas de violencia y brindarles atención acorde a sus necesidades, durante 2016 el Centro de Justicia Integral para las Mujeres (CJIM) brindó más de 7 mil 200 servicios multidisciplinarios, en la que se vieron beneficiadas de manera directa mil 642 mujeres.

La directora general del CJIM, Janeth Martínez Mondragón, destacó que este Centro tiene por objetivo contribuir a la erradicación de la violencia de género y la dignificación de las mujeres, a través de un proceso integral de atención, concentrando a las distintas instancias bajo un mismo techo y contando con el apoyo de las Redes de Colaboración internas y externas.

El CJIM defiende y orienta a las mujeres de entre 15 y 65 años de edad que requieren apoyo de cualquier índole, y brinda atención psicológica, médica, jurídica, trabajo social, ludoteca, área de procuración, charlas y talleres que generen seguridad, poder e independencia en las mujeres.

Este órgano administrado por la PGJE de Michoacán y dependiente de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos de Violencia Familiar y de Género, desarrolla planes reales de empoderamiento para las mujeres que sufren de algún tipo de violencia, lo que les permite tener la posibilidad de incorporarse a alguna actividad productiva.

Este trabajo multidisciplinario se lleva a cabo en colaboración de diferentes instancias gubernamentales, como las Secretaría de Gobierno (a través del Registro Civil), de Igualdad Sustantiva y Desarrollo de las Mujeres Michoacanas, de Política Social, de Seguridad Pública y de Salud, además del Sistema DIF Michoacán, entre otras que realizan proyectos de emprendedurismo para el sector femenino.

Martínez Mondragón refirió que en su mayoría las mujeres asistentes a pedir apoyo son jóvenes de entre 15 y 35 años de edad, quienes buscan orientación y asesoría sobre situaciones que ponen en riesgo su integridad física o la de algún familiar o persona cercana.

Sobre este tema, comentó que toda mujer que acude a este órgano es canalizada por una trabajadora social que determina el tipo de atención que la víctima requiere; además de brindarles apoyo jurídico, son valoradas médicamente para verificar el estado de salud en el que llegan y se les proporciona información con relación a los métodos anticonceptivos y su uso.

Señaló que hay mujeres que acuden para ser orientadas sobre los maltratos que reciben pero prefieren no denunciarlo por temor a represalias, por lo que deciden recibir asistencia de empoderamiento; una vez que concluye este proceso terapéutico, un importante número de mujeres procede con la denuncia, resaltó.

Con estas acciones la PGJE, a través del CJIM, abre una oportunidad más de atención a las mujeres michoacanas.