En 2016 el Pronapred benefició a 360 mil michoacanos: SESESP

22

Redacción Morelia Invita 23/Enero/2017

Con acciones encaminadas a atender las causas que originan la violencia y la delincuencia, el Programa Nacional de Prevención del Delito (Pronapred) benefició en 2016 a alrededor de 360 mil michoacanas y michoacanos con una inversión superior a los 75 millones de pesos distribuidos en 93 acciones que contribuyeron a fortalecer el tejido social en Michoacán, informó Ángeles Nazares Jerónimo, titular del Secretariado Ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública (SESESP).

El Pronapred es un programa mediante el cual se realizan acciones de capacitación, mediación, difusión, evaluación, diagnóstico, atención e información, así como estrategias de intervención ciudadana que contribuyen a implementar medidas de prevención del delito y atención a sus causas.

Así, en los polígonos de los municipios de Apatzingán, Lázaro Cárdenas, Morelia, Uruapan y Zamora se realizaron diferentes acciones que respondieron a las necesidades propias de cada municipio.

Asimismo, se brindó atención psicológica a víctimas de violencia y delitos de alto impacto y sus familias para prevenir problemas de salud mental; además se desarrollaron actividades formativas para la igualdad de género; se implementó un modelo de atención integral a madres y padres adolescentes; se conformaron Coros Juveniles con actividades de acompañamiento en temáticas encaminadas a la prevención de delitos.

De igual manera, se realizaron actividades formativas deportivas para niños y niñas; se pintaron fachadas con apoyo de las y los vecinos; se promovió la construcción de áreas verdes, parques plazas que incentiven la cohesión comunitaria; y se capacitó a las y los funcionarios públicos en temas de prevención social de la violencia con perspectiva de género.

En Apatzingán se realizó un diagnóstico integral, recabando datos e información de factores de riesgo social con la finalidad de incentivar la participación ciudadana, tanto en el entorno vecinal como en el escolar, logrando instalar Comités de Mediación para identificar problemas comunes y dar soluciones como parte de la recomposición del tejido social.

En la colonia Lázaro Cárdenas de este municipio, se construyó un Parque Lineal en la calle Joaquín Amaro, estrategia incluyente que generó la apropiación, cuidado y uso del entorno físico y la reconstrucción del tejido social, el propósito de esta acción fue reforzar la cohesión social, el trabajo en equipo, desarrollo de habilidades de comunicación y resolución pacífica de conflictos y lo más importante, rescate de identidad comunitaria.

En Lázaro Cárdenas se desarrolló una campaña de comunicación educativa sexual y salud reproductiva para prevenir el embarazo adolescente y enfermedades de transmisión sexual; se apoyaron iniciativas de autoempleo; se creó una Academia Deportiva; se dio atención psicosocial a infantes víctimas de maltrato y abuso infantil; se dio atención médica, jurídica y psicológica a mujeres víctimas de violencia; y se atendió a jóvenes en riesgo de suicidio.

En Morelia se elaboró un diagnóstico participativo de violencia y delincuencia; se implementó un programa educativo formal y no formal orientado a jóvenes que han abandonado los estudios; se inició el proyecto de Justicia Restaurativa, que es la mediación entre víctima y delincuente, asistencia y servicio a la comunidad; se implementaron proyectos en espacios comunitarios para fomentar la convivencia, cohesión y seguridad ciudadana.

Es importante resaltar que fueron entregadas 900 becas a estudiantes de primarias, secundarias, preparatorias y universidades de los municipios de Morelia, Lázaro cárdenas, Uruapan y Zamora, que ascendieron a un monto global de 7 millones de pesos con la finalidad de evitar la deserción escolar.

En Zamora se construyó la primera etapa del Centro Comunitario, además de espacios de áreas verdes, áreas de ingreso, cercado perimetral y señalética en este complejo que brindará servicios de orientación y atención psicológica, capacitación en seguridad y prevención del delito, asistencia jurídica, educación para la prevención, atención a víctimas, guardería y albergue. Se pretende ofrecer una amplia gama de servicios, incluyendo de atención prenatal y postnatal, planificación familiar, asesoramiento jurídico y psicosocial, educación sanitaria, psicoterapia, servicios de laboratorio y sesiones de asesoramiento en grupo donde se aborda la violencia familiar.

En Uruapan se implementó un programa de autoempleo para madres de familia con la finalidad de contribuir al gasto familiar; se concretó un sistema integral de atención a la población penitenciaria para impulsar la convivencia pacífica y el respeto de los derechos humanos en los centros de readaptación social, donde se impartieron talleres de derechos humanos, convivencia pacífica, empatía y relaciones interpersonales; también se dio atención a hijas e hijos de personas que se encuentran internas, a través de terapia psicológica individual y terapia familiar con su tutor.

Como parte de la prevención terciaria, los internos del municipio de Uruapan fueron instruidos en carpintería, balconería, alfarería y repostería; se les aplicaron exámenes médicos y recibieron consulta de especialistas; también se atendieron hijos e hijas de personas que se encuentran internas, a través de terapia psicológica individual y terapia familiar con su tutor; la población penitenciaria de Lázaro Cárdenas también recibió capacitación en temas de derechos humanos, mediación, convivencia pacífica, autoestima, superación y crecimiento personal; los internos en Morelia, tanto varones como mujeres, recibieron capacitación en microempresas y desarrollo humano, este último incluyó violencia de género, adicciones, reincidencia y habilidades para la vida; a 30 internos se les benefició con el pago de su caución, multas y reparación de daño para que pudiera reintegrase a la sociedad.