Estelas del narco, Teatro Morelos de Morelia, febrero de 2019.

942

Por causas ajenas al Teatro Morelos y por cuestiones totalmente de logística de la producción de Estelas del Narco, SE CANCELA la función del sábado 16 de febrero.

Las devoluciones se estarán haciendo de lunes a viernes de 11:00 am a 7:00 pm en la taquilla del planetario y eticket en las instalaciones del Teatro Morelos o podrán solicitar información al 01 800 ETICKET, 01 800 384 2538 y 442 223 0423 o bien por correo electrónico a [email protected]

La gira que tanto habían esperado por fin tiene fecha en Morelia y estarán presentándose Bárbara Mori, Irán Castillo, Arcelia Ramírez, Ximena Herrera, Dayana Garroz, Marimar Vega, Lisa Owen, Fabiola Campomanes, Gala Montes y Oka Giner alternando funciones*

  • FECHA: 16 de febrero de 2019.

  • LUGAR: Teatro Morelos de Morelia.

  • DIRECCIÓN:  Av. Ventura Puente s/n, Félix Ireta, Morelia, Mich.

  • HORA: 18:00 y 20:30 hrs.

  • COSTO DE BOLETOS: General $440, Preferente $550 y VIP $770 (más cargo por servicio)

  • VENTA DE BOLETOS: www.eticket.mx 
Con monólogos dirigidos por Claudia Ríos y escritos por Bárbara Colio, Alejandro Almazán, Cutberto López y Juan Camilo Ferrand, cada historia entrelaza confesiones y sentimientos donde la comedia, el drama, lo fantástico y lo real pierden línea divisoria. A través del contrastante estilo dramático de 10 actrices alternantes, se proponen puntos de vista que nos acercan a todos los ángulos desde los cuales la cultura del narcotráfico nos trastoca social, familiar, cultural, emocional y psicológicamente, estemos aparentemente cerca o no a éste y su guerra; ya sea desde inverosímiles hechos reales o la abrumadora atracción de su ficción.
“Estelas del Narco” es una puesta en escena con una perspectiva que nos confronta ante uno de los temas más delicados en la actualidad; expone nuestra relación como víctimas y copartícipes, al tiempo que desafía la manera en que se ha abordado este tema, como uno de los más recurridos por el entretenimiento durante la última década.
“Estelas del Narco” propone una reflexión personal y colectiva sobre nuestra relación (activa o pasiva) con el principal detonador del conflicto en México y Latinoamérica, así como el impacto inminente, directo o indirecto, en cada uno de nosotros y nuestras familias.
Todos estamos cautivos
Estelas del Narco asume y propone una perspectiva distinta a un asunto de interés público al que nos hemos acostumbrado. Lejos de seguir normalizando sus síntomas y consecuencias, como sucede en el resto del entretenimiento sobre el narcotráfico, el montaje despierta una reflexión en el espectador y en cualquiera que entre en contacto con su comunicación.
Sustentada en datos duros, estadísticas e historias reales, esta suma de monólogos ofrece una nueva aproximación a un mundo que ha pasado de la realidad al entretenimiento, creando una conciencia panorámica de un fenómeno tan vivo en México y América Latina que no hay forma de no entrar en contacto con él.
A los personajes podríamos bien encontrarlos en nuestro día a día, sus historias similares a las que se escriben a diario dentro y fuera de la nota roja y sus voces igual de válidas. Cada historia brinda nueva luz sobre este otro lado del narcotráfico: no aquel de quienes lo accionan, sino de quienes lidian, padecen y sobreviven cotidianamente a sus consecuencias.
Entre un público que está sediento e inconscientemente cansado del género, surge una pregunta cruda pero sincera: ¿consumiría esa clase de contenido alguien que realmente ha vivido esas experiencias? La respuesta inmediata: quien ha experimentado en carne propia el narcotráfico hasta sus últimas consecuencias, difícilmente podría verse atraído por esas ficciones. Reconocería, además, que se trata de sólo eso: ficciones.
Mostrando un lado distinto al que el género nos ha acostumbrado a ver en pantalla, “Estelas del Narco” aspira a la creación de conciencia social, integrando al imaginario común nuevos elementos de esta problemática para que se nos permita percibirla en su totalidad y hacernos conscientes de nuestra relación individual con el tema, cómo aportamos, cómo lo estamos padeciendo, o bien, cómo lo sobrevivimos.
“Estelas del Narco” llega como una manera de enfrentar nuestra realidad, estas ficciones, sus respectivas realidades; lo hace con sinceridad y, ¿por qué no? también con un poco de humor.
Hace falta un toque de realismo para saber en qué escenario estamos metidos, y lo difícil -quizá imposible- que es deslindarse de él.