Ignacio Baca Lobera presentó en el CMMAS “Música de cámara”

5

Redacción Morelia Invita 12/Junio/2017

Apoyado por el programa Fomento a Proyectos Culturales y de Coinversión del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes, edición 2014, el disco “Música de Cámara” de Ignacio Baca Lobera fue presentado en el Centro Mexicano para la Música y las Artes Sonoras, recinto que opera con recursos de la Secretaría de Cultura de Michoacán y el Centro Nacional de las Artes, y el cual sirvió como escenario para que el grupo Liminar interpretara “Dúo para flauta en do y guitarra” y “Habilidades conocidas viola y electro”, dos piezas de la citada producción sonora.

Por principio de cuentas Rodrigo Sigal, responsable del Centro Mexicano para la Música y las Artes Sonoras y presentador del disco, agradeció a Baca Lobera por la confianza depositada en dicha institución y reconoció el trabajo de autogestión efectuado por el creador, al tiempo que reconoció a los integrantes de Liminar como parte fundamental del proyecto.

Al ofrecer los resultados de lo que podría llamarse un análisis del disco, y tras expresar que los escuchó con agrado y entusiasmo, Sigal aclaró que ésta era la sexta presentación del proyecto, cuyas obras van develando su verdadero sentido conforme son escuchadas, gracias al trabajo tímbrico y efectos que demuestran un control del discurso musical.

También expresó que tuvo la posibilidad de recuperar esa faceta relativa a entender cómo se estructura un disco como un ente completo, y de apreciar la información, a manera de apuntes, que le acompaña.

En especial se refirió a la pieza “Dúo”, a la cual le dedicó su tiempo para escucharla, a fin de entender esta parte “borrosa” que se va aclarando poco a poco.

Por su parte Joan Sebastián Lach, quien fue alumno de Baca Lobera, reconoció que esta relación maestro-pupilo fue importante para él en su desarrollo como compositor cuando pudo desbloquearse luego de encontrarse en un “bache”.

Lach habló sobre el método de trabajo que el compositor ha venido desarrollando por medio de gráficos y papel milimétrico, lo que hace que su arte sea distinto y auténtico, al luchar con el material y tomar muy en serio las condiciones de la composición; trabajo a la vez lúdico que produce resultados que incluso para su creador, resultarían inesperados.

Juan Sebastián Lach remarcó que el autor de “Música de Cámara” se muestra más interesado en el proceso creativo que en la búsqueda de resultados, y reconoció la buena sinergia lograda con Liminar como grupo con quien compartió muchos intereses afines.

También detalló que en las piezas de Baca Lobera hay una especie de misterio, algo que no se deja explicar fácilmente, pese a que es describible en términos musicales; lo anterior determinado luego de haber sometido dichas piezas a un análisis audal, es decir de la escucha.

Juan Sebastian Lach también hizo alusión al juego de instrumentos involucrados así como las voces a manera de gritos, murmullos y palabras, en una amalgama de timbres con amplios recursos instrumentales.

Nacido en la Ciudad de México, Ignacio Baca Lobera se inició en la música de manera autodidacta. Después estudió composición con Julio Estrada en la UNAM, México, y recientemente con Joji Yuasa, Jean-Charles François y Brian Ferneyhough en la University of California at San Diego, donde obtuvo los títulos de Maestría y Doctorado en Composición Musical.

En su música de cámara y orquestal se utilizan técnicas como procesos “random”, microtonalismo, Teoría de Redes y métodos de graficación aplicados a la composición. Actualmente es docente en la Universidad Autónoma de Querétaro, donde imparte las clases de composición, análisis y música electrónica.
Además de su actividad como maestro fue “Compositor en Residencia” de la Filarmónica de Querétaro de 1994 a 1995.

De 1997 a 2003 y de 2005 a 2008 ha sido becario del “Sistema Nacional de Creadores” del FONCA y fue nombrado fellow de la Fundación Guggenheim en el año 2001.