La Casa de las Artesanias

60

Albergue Artesanal

La casa de las Artesanías con un estilo plateresco y sus arcaicos cimientos relatan a través de su forma una fusión de dos “mundos”, en donde la mano indígena y la corriente europea la instauran con la finalidad de ser el primer convento establecido en Valladolid.

Es una de las obras más ancestrales que existen en la localidad, edificada en el primer cuarto del s. XVI, iniciada 10 años antes de la fundación de la ciudad, y es por su antigüedad que esta ligada con toques místicos y leyendas fantásticas.

Los franciscanos fueron quienes la empezaron a construir en 1531; para después albergar a devotos que se inspiraban en la divinidad para cristianizar a los indígenas.

Su elegante estilo lo forma un arco delicadamente tallado que junto con imponentes columnas integran la entrada principal y la ventana de coro. En su interior la viste cuatro retablos, dos nichos neoclásicos así como un soberbio patio el cual esta sostenido por firmes contrafuertes, permitiéndole de esta manera permanecer intacto a través de los años y los soplos históricos.

En la década de los 30, eminentes artistas como Santos Balmori, Pablo O´higgins y Alfredo Zalce la engalanaron con un hermoso mural colectivo, sin embargo este fue arruinado con las restauraciones que se hicieron en los años 70, y a partir de 1973 el convento es conocido como La Casa de las Artesanías de Michoacán.

La riqueza cultural del estado, le permite a este lugar contar con una gran variedad de coloridas máscaras de cerámica y madera, hermosas representaciones de azúcar, singulares objetos de cobre, lacas de muchas formas, tejidos o petates de palma, lozas de fino barro negro, figuras imaginarias, juguetes tradicionales, típicos instrumentos musicales entro otras cosas rústicamente elaboradas.

Este recinto artesanal cuenta con un museo y una galería de exposiciones temporales, donde se presentan las mejores obras del estado.

La entrada es de lunes a domingo de 9:00 a 15:00 hrs. Y de 17:30 a 20: hrs. en Fray Juan de San Miguel No. 129, en el Centro Histórico de la ciudad.
Seguramente ahí encontraras lo que buscabas!

Ariadna P. Páez