La Costa michoacana, belleza en su estado más puro.

65

Redacción Morelia Invita 7/septiembre/2016

La Costa michoacana, belleza en su estado más puro. Michoacán cuenta con un litoral de 213 kms. de playa,  distribuida en tres Municipios: Lázaro Cárdenas, Aquila y Coahuayana.

Es importante destacar que, tres especies de tortugas desovan en las costas michoacanas, Golfina, Laúd y la Negra, la cual es endémica de la costa michoacana, concretamente en los municipios de Aquila y Coahuayana; en Michoacán contamos con 23 campamentos tortugueros a lo largo de toda la costa.

La tortuga negra se encuentra en peligro de extinción, debido precisamente a lo restringido del área donde se reproduce. Antes de los años 70’s constituía una valiosa fuente de alimentos para grupos indígenas como los Seris de Sonora y los Pómaros (Nahuas) de Michoacán. Por ello y, con el interés de proteger a esta fauna única, por Decreto Presidencial se prohibió su captura y año con año se establecen campamentos de vigilancia interinstitucional en los que también participan estudiantes michoacanos.

Además, desde hace siglos este paraíso tropical recibe a diversas especies de tortugas marinas que acuden a desovar para su reproducción, ofreciendo el espectáculo sublime del nacimiento de las pequeñas crías que de inmediato se dirigen al mar en playas  como Ixtapilla, Las Calabazas, Pichi, Colola, Maruata y Mexiquillo.

En el Mundo existen ocho especies de tortuga, siete de ellas las encontramos en las costas mexicanas y, una especie de tortuga se reproduce en las playas Australianas.

Decimos que la Costa michoacana es belleza en su estado más puro, ya que entre las riquezas poco conocidas del Pacífico michoacano hay esteros, caletas, peñascos, playas ideales para el surf y refugios para diversas especies de animales marinos.

A través de la costa michoacana están presentes las manifestaciones más deslumbrantes de la naturaleza tropical: la flora de la región incluye diversas especies de maderas preciosas, como la parota y la ceiba, además de frutos como la papaya, zapote, mango, tepehuaje y coco, entre otros.

Su fauna la conforman: armadillo, cacomixtle, zorro, tlacuache, venado, coyote, nutria, ocelote, jabalí, pato, cerceta, faisán y una gran diversidad de especies marinas.

La gastronomía costeña de Michoacán tiene mariscos, cazón, huachinango, langosta, ostión, camarón y en especial, el pescado dorado.

Además de la belleza de sus playas, la costa michoacana cuenta con un gran número de esteros, o ecosistemas que por temporadas se encuentran aislados del mar debido a barreras naturales formadas por bancos de arena y vegetación compuesta principalmente de manglares.

Por otro lado, nos encontramos al caudaloso Río Balsas que en su recorrido hacia el mar, atraviesa la agreste montaña y alimenta a su paso la exuberante flora, donde se alojan aves canoras y animales salvajes que conservan los manglares como su hábitat original.

Por sus peculiares características de inaccesibilidad para el hombre y para grandes depredadores marinos, los esteros se convierten en ideales refugios para diversas especies de aves locales y migratorias o para la reproducción y crecimiento de especies acuáticas que más tarde, con las mareas altas pueden ingresar al mar.

Entre la fauna típica de los esteros michoacanos destacan los cocodrilos, alevines, tortugas anfibias, crustáceos como los camarones, cangrejos y langostinos o peces como el parvo y la lisa.

Varios de estos espacios naturales poseen canales principales de hasta 8 kilómetros de longitud y en algunos se han reportado avistamientos de cocodrilos en número superior a 70 en una sola noche.

Actualmente existen comunidades costeñas que practican la pesca de diversas especies marinas en estos ecosistemas o que realizan recorridos turísticos, particularmente en el estero de Pichi.

En la Costa michoacana, puedes practicar deportes acuáticos como, el buceo y el snorkel está Caleta de Campos; el ski acuático se puede practicar en la presa La Villita; el surfing en Nexpa y La Ticla; la pesca deportiva del pez vela en Lázaro Cárdenas y para acampar existen espacios espléndidos en las tranquilas playas de La Soledad, San Juan de Alima y la incomparable Maruata, entre otros.

El recorrido por las playas puede llevarse a cabo a través de una carretera costera y cabe señalar que el municipio de Lázaro Cárdenas cuenta además con un Aeropuerto que ofrece vuelos a diversos destinos nacionales.

La fisonomía de la Costa Michoacana la conforma su límite natural con los estados de Guerrero y Colima, sus agrestes montañas, exuberante flora, hermosas aves canoras y animales salvajes que aún conservan su propio hábitat.