La Historia y Receta de la Sopa Tarasca

359

Redacción Morelia Invita 16/Enero/2017

En agosto de 1966 se inauguro la Hostería de San Felipe, propiedad del Sr. Felipe Oseguera Iturbide, lugar en el cual se sirvió por primera vez la tan famosa, sopa tarasca, creación del mismo propietario, la cual ahora se considera un platillo regional.

Don Felipe Oseguera quería un menú muy especial para la inauguración de su nuevo negocio y que al mismo tiempo fuera su platillo  que lo distinguiera, además de otros.

En los preparativos para la inauguración y en la prueba y elaboración de ellos, estuvieron cocinando varios días el señor Felipe, su hermana Luz y su esposa Pamela Disher de Oseguera, entre los dos hermanos hicieron la sopa y estaban buscando el nombre pensando en sus alrededores, hablando de Janitzio y la señora Pamela dijo tarascos, porque no le ponemos sopa de tarascos y quedo sopa tarasca.

El restaurant Hostería de San Felipe fue inaugurado por el entonces gobernador del estado de Michoacán Don Agustin Arriaga Rivera y el menú del día mencionado fue sopa tarasca, corundas rellenas de queso con salsa de rajas y crema, pescado blanco de Pátzcuaro en escabeche (especialidad también de Don Felipe) y chongos zamoranos.

Como botanas charalito tripilla y adobera frita, acompañados de sus tortillas y salsas.

En ese tiempo venían muchas caravanas de trailers y acampaban en los nogales, venían 2 veces por año, eran caravanas hasta de 400 vehículos y como estaba casi en frente de la Hostería de San Felipe, recomendaban en revistas americanas de ese entonces que fueran a cenar la sopa tarasca a ese restaurant.

Una de las revistas que yo recuerde era Better Home and Gardens, entonces los americanos llegaban a pedir la sopa tarasca y así se hizo muy famosa en EUA y México.

Receta de la Sopa Tarasca

Ingredientes 6 cucharadas de aceite de maíz 1 cebolla grande picada finamente 2 dientes de ajo grandes picados finamente 1 lata de 1 kilo de puré de jitomate 1 taza de frijoles bayos licuados con su caldo 2 litros de agua 4 hojas de laurel 2 ramitas de tomillo 2 ramitas de mejorana 4 cucharadas de caldo de pollo en polvo 1 cucharadita de pimienta negra recién molida 6 chiles anchos despepitados, cortados en tiras y fritos (en Michoacán se les llama “Pasilla”) 10 tortillas cortadas en tiritas y fritas 350 gramos de queso fresco cortado en tiras ¼ de litro de crema espesa Epazote picado al gusto   Preparación En el aceite caliente se acitronan la cebolla y el ajo, se añade el puré de jitomate y se fríe hasta que esté “chinito”, se agrega entonces el agua, el caldo de frijol, las hierbas de olor y la pimienta. Se deja hervir 10 minutos. Se toma un poco de caldillo y con él se licúan dos chiles fritos y una tortilla frita, se vierten en la sopa hirviendo y se deja hervir a fuego lento 5 minutos más. Presentación En platos soperos individuales con la tortilla frita, las tiritas de chile frito, las tiritas de queso, una cucharada de crema y epazote picado al gusto. Sirve y disfruta de tu Sopa Tarasca, platillo de Michoacán.

*Nieto de Felipe Oseguera Iturbide