La pila del Ángel

1550

La pila del Ángel 

Por: Lorena Ramírez Álvarez

Entre las calles del centro Histórico de Morelia, existen pilas que eran las que abastecían de agua a las casas cercanas y a nómadas que cruzaban la ciudad, ahora prevalecen en el centro como un recuerdo, adornando varias partes del centro guardando historias y leyendas de Morelia. Una de ellas con una figura de un ángel hincado, con la cabeza baja como mirando su reflejo y uniendo las manos como orando.

Entre las calles García Obeso esquina con Guerrero, esta pila adopto su nombre y se instaló una figura de un Ángel en honor a la leyenda que se origina ahí. Siendo parte del convento de San Agustín, donde residían los agustinos, fue construida 1871, y aunque ahora es una fuente, siempre se recordara su leyenda.

“En tiempos de Valladolid, una mujer española viajo junto con su hija a visitar a su esposo, el camino era largo, nuevo y desconocido, tanto que a la pequeña niña le dio sed, como todavía no llegaban a su destino la madre le dijo que bebiera agua de la pila, sin darse cuenta la pequeña cayó en lo profundo de la pila, asustada la madre pidió ayuda, pero cuenta que en ese momento un ángel apareció y rescato a la niña antes de que se ahogara”  

Esta historia tiene muchas versiones y formas de contarse, pero tienes que visitar Morelia para conocer la fuente y la versión de los locales.