La sensualidad y el erotismo de Rulfo, en “Ojos cerrados”

27

Redacción Morelia Invita 8/Junio/2017

La sensualidad y el erotismo expresados en la obra literaria “Pedro Paramo”, de Juan Rulfo, quedaron plasmados en el arte plástico, a manera de trazos y formas, en las piezas que integran “Ojos cerrados”, exposición que Ramón Acosta inauguró recientemente en la Casa de la Cultura de Morelia, bajo el auspicio de la Secretaría de Cultura de Michoacán (Secum).

Previo al corte el listón inaugural y a nombre de Silvia Figueroa Zamudio, titular de la Secum; Azucena Solórzano, jefa del Departamento de Artes Visuales, dio la bienvenida a los asistentes, al tiempo que externó su beneplácito al contar con la última producción del también arquitecto.

Acompañada por el expositor y por Jesús del Río, director de la Casa de la Cultura de Morelia, Solórzano expresó que en la muestra se aprecia el diálogo entre poesía e imágenes, dibujo erótico y ojos cerrados, que no se sabe si son de placer fuera de prejuicios sociales, o dolor para eludir la realidad.

Acto seguido, la jefa del Departamento de Artes Visuales dio lectura el texto de Mayte Acosta, curadora de la muestra, quien expone que la relación entre la pintura y la literatura es rastreable desde los griegos.

En dicho texto, Acosta indica que “Una de recurrentes preocupaciones de los artistas plásticos, desde los griegos hasta la actualidad, ha sido reflejar las idea de su instante. Conceptos religiosos y filosóficos, recubiertos por la interpretación de lo bello, la luz, el tiempo, lo sublime, la forma y el concepto, el concepto y la forma, lo efímero y múltiples, son claros ejemplos”.

Sobre la labor de Acosta, la curadora precisa que se utiliza para ello al personaje “Susana San Juan”: la vacía en un dibujo casi caligráfico, sombreado en delirantes baños de color.  “Cada línea o tonalidad asume, junto a los tiempo del Realismo Mágico, posturas cronológicas, en un curso racional del tiempo y rompe con los planos temporales regresando y adelantándose a cada imposible vez. Paraliza el cronos, no trasciende; y las múltiples susanas de Acosta fluyen solo en pensamiento. El juego temporal también se invierte y parece que vemos días con luna”.

Por su parte, el autor agradeció a la Secretaría de Cultura de Michoacán por la oportunidad de exponer en dicho espacio y por el apoyo brindado; agregó que hay posibilidades de que tras agotar su tiempo de exposición en Morelia en donde permanecerá hasta el 28 de junio, “Ojos cerrados” se exhiba en otras ciudades e inclusive en la capital del país; también dijo estar abierto a recibir propuestas para que su obra itinere en otros recintos michoacanos, y a la posibilidad de desarrollar el proyecto de un catálogo, derivado de la citada muestra.

Acosta también tuvo oportunidad de escuchar las opiniones de los asistentes a la inauguración, quienes le expresaron su agrado ante las piezas, a lo que el consideró la fusión entre la imagen y la literatura. Agregó que la sensualidad y el erotismo pueden presentarse en una simple sonrisa o una mirada, “sin mostrar tanto”, es decir de manera elegante y sutil, de ahí que le interesara mucho la opinión del público femenino, a fin de que no se sintieran agredidas, lo que consiguió ante el manejo equilibrado y bien interpretado del tema.

Finalmente, Ramón Acosta reiteró su disposición y apertura porque “Ojos cerrados” pueda llegar a otros recintos culturales de la entidad.