Mercado de Dulces y Artesanías de Morelia

94

Por Jorge Yturiel García Duarte

El mercado de dulces y artesanías de Morelia es un gran pasillo repleto de puestos, uno enseguida del otro, en los que podrás encontrar además de los dulces regionales también artesanías provenientes de los diferentes municipios de Michoacán.

Caminar entre los pasillos es una aventura que más bien parece una expedición porque en cada puesto vas descubriendo lo que no viste en el anterior. Y es que cuando los turistas preguntan acerca de un lugar para comprar ates (porque es el dulce tradicional de Morelia) y les dicen que en el Mercado de Dulces, al llegar se llevan una sorpresa porque resulta que hay mucho más que ates: empiezan por descubrir los dulces de leche y los higos, pero conforme su vista recorre el resto del puesto, se encuentran con que hay limones rellenos de coco, biznaga, camote y calabaza en conserva.

Por cierto, las palanquetas de cacahuate y de amaranto, las cajitas redondas de cajeta y las laminillas de ate siempre están al frente porque esas son tamaño individual y las puedes empezar a comer a la voz de YA!

Si llevan niños, entonces lo primero que piden es una de las grandes paletas de colores que son más grandes que sus caras, así, gigantes!

Y ni que decir de las bebidas espirituosas; hay desde la clásica charanda, uno que otro mezcal, licores y rompope en varios sabores.

Algo que resulta muy práctico para llevar y regalar son las canastas preparadas que contienen dulce de leche, ate, obleas con cajeta y algún licor.

Cuando parece que ya agotamos todos los puestos y que hemos comprado dulces para toda la familia, entonces descubres que te falta un pasillo más: el de las artesanías. Ahí es donde te das cuenta que te va a hacer falta espacio en las maletas porque vas a querer comprar todo lo que vas viendo: blusas, robozos, vestidos típicos, bolsas de piel, chamarras de piel, guitarras, violines, cintos, jorongos, gabanes, manteles, huaraches, adornos para la cocina, artículos en cobre y como seguramente a más de uno le va a llegar la nostalgia cuando vea los trompos y yoyos de madera, se van a querer llevar uno de cada uno, aunque sea solo para tenerlo en una vitrina.

Así más o menos es como podría ser tu visita al Mercado de Dulces y Artesanías de Morelia y con toda seguridad vas a encontrar todavía más cosas de las que aquí te hemos platicado, pero quisimos dejarte algo para que lo descubras por tu cuenta.

Déjanos tus comentarios directamente en nuestro Facebook o vía correo a [email protected]