Catrinas de Barro, Artesanías de Michoacán

1048

Es Capula donde nacieron las catrinas de barro, localizado a  20 minutos de la Ciudad de Morelia y donde una escultura monumental de una “catrina” te recibirá.

Capula es un pueblo colonial que conserva sus casas de adobe y techos de teja, muy pintoresco y cálido por lo que al recorrer las calles de Capula te quedarás maravillado con la cantidad de talleres de barro que encontrarás.

La tradición de este oficio (los talleres donde moldean el barro) forma parte de las enseñanzas de “Don Vasco de Quiroga”, quien lo enseño a los pobladores para que tuvieran productos que intercambiar con las otras regiones de la zona lacustre de Michoacán.

En los años 70 el artesano Juan Torres, creó las primeras Catrinas de barro, dibujadas por José Guadalupe Posada y Diego Rivera.

Hoy es uno de los productos más vendidos no solo de manera local sino en el extranjero, dando trabajo a muchos pobladores.

La elaboración de estas esculturas en inicios fue solo con barro blanco o negro pero hoy puedes encontrar gran cantidad de modelos, tamaños, colores y decoraciones de las cuales, algunas hechas con moldes pero otras son esculturas con detalles únicos.

Los tamaños van de 40 centímetros a 2 metros, los precios son variados desde $200 hasta $4,000 o $6,000 pesos dependiendo lo detallada que esté.

Ha sido tanto el éxito y aceptación de estas artesanías que en el año 2000 se organizó la primer “Feria de la Catrina”,  este 2019 será la novena edición del 21 de octubre al 4 de noviembre en la que se espera gran afluencia de visitantes, todos los detalles en http://bit.ly/2TPgrRv

Por. Esperanza Arcos